Recuente USTED los votos

En la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Colombia de 2010 hubo rumores de fraude. A los pocos días se conocerse los resultados, varias personas publicaron casos en donde los resultados del preconteo de la Registraduría no coincidían con los formularios diligenciados por los jurados en cada mesa de votación. Por ejemplo, en algunos se le habían agregado o quitado votos a un candidato, otros formularios tenían tachones, casillas en blanco o no habían sido firmado por los jurados [1]. En ese momento era difícil saber si estas inconsistencias podrían haber afectado los resultados de las elecciones.

Por eso, una semana después, hice garcete.cavorite.com, en donde los visitantes revisaron más de 15 mil formularios durante los primeros 30 días de funcionamiento. Estos son los resultados de esa revisión.

En qué consistió

garcete.cavorite.com le permitió a los usuarios revisar los formularios E-14 de la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Colombia de 2010. En los formularios E-14 los jurados de cada mesa de votación consignan la cantidad de votos que obtuvo cada candidato, los votos en blanco, nulos y el total de votos depositados en la mesa. Los formularios son diligenciados a mano y tienen que estar firmados por todos los jurados de la mesa. Los delegados de la Registraduría recogen los formularios de las mesas para hacer el escrutinio y publicarlos en su sitio web, de donde se pueden descargar en formato PDF (por ejemplo).

La aplicación presenta las imágenes de los formularios E-14 de esta forma:

/labs/garcete/media/review-sample.png

La imagen del formulario está en un lado de la página y en el otro un formulario en el que se escribe la cantidad de votos de cada candidato, los votos en blanco, nulos, el total de la votación y, además, se puede seleccionar las posibles irregularidades a partir de una lista con opciones como 'Hay enmendaduras o tachones', 'Faltan las firmas de los jurados o sus cédulas', 'Hay casillas en blanco' y 'Hay algo raro'. Por último, hay un campo de texto libre para que los usuarios escriban sus comentarios adicionales.

Para garantizar que las revisiones sean correctas y evitar el vandalismo se tomaron dos medidas. Primero, un formulario se presenta varias veces a las personas hasta que haya sido revisado por lo menos dos veces y tenga resultados consistentes. Y en segundo lugar, los formularios que se van a revisar son escogidos al azar, con esto se busca evitar que las personas no puedan enviar muchas veces el mismo formulario con datos incorrectos. Estas sencillas medidas fueron suficientes para garantizar que la mayoría de las revisiones tuviera resultados correctos, como se muestra más adelante.

Resultados

El objetivo principal de la aplicación era comparar los resultados del preconteo de la Registraduría con los de los formularios revisados por los usuarios y medir las diferencias entre ellos. Para esto fue necesario obtener los datos del preconteo de la Registraduría, compararlos con el escrutinio oficial y luego con los resultados de la revisión. A continuación describo cómo se recopilaron estos datos y cómo se hizo la compararon.

Preconteo de la Registraduría

La Registraduría publica los resultados del preconteo a nivel nacional y mesa por mesa, sin embargo estos datos no se encuentran disponibles en un formato adecuado para analizar sus datos. El reporte nacional (no disponible en este momento, 25 de octubre de 2010) tiene la votación de cada candidato en todo el país, pero no sirve para comparar los datos de cada formulario; algo que sí se puede hacer con la consulta por mesa, pero consultando las mesas una por una.

Por esta razón, descargué los resultados del preconteo de todas las mesas con un programa que recorría el sitio web de la Registraduría y guardaba los resultados. De 72415 mesas existentes, se recopilaron los datos de 72134 (99.61%). Los datos de las 281 mesas restantes (0.38%) no se pudieron recopilar debido a errores en el programa o a que no estaban disponibles en el sitio web. El listado completo de las mesas de votación, junto con los datos recopilados y la lista de mesas faltantes están disponibles para descargar aquí.

El preconteo tiene únicamente un carácter informativo. Los resultados oficiales los publica el Consejo Nacional Electoral a través del acta de escrutinio nacional. Este documento está disponible para descargar en el sitio web de la Registraduría en formato PDF; yo los recopilé en una hoja de cálculo para facilitar su análisis.

Los resultados del preconteo y del escrutinio no son iguales. Según la Registraduría , estas diferencias se deben a errores de digitación que ocurren cuando los delegados reportan telefónicamente los resultados del preconteo. Otra fuente de diferencias puede haber sido el programa que utilicé para descargar los datos, ya sea por errores en el programa mismo o porque los datos no estaban publicados en el sitio web de la Registraduría. A pesar de esto, al comparar las cifras, salvo en 3 casos particulares, las diferencias no llegan al 3%, tanto para los votos de los candidatos como para el total de los votos a nivel nacional. La siguiente tabla muestra los resultados del preconteo, el escrutinio y las diferencias entre ellos.

Candidato Preconteo Escrutinio Diferencia
Jaime Araújo Rentería 15 505 14 847 658 4.43%
Róbinson Devia González 31 821 31 338 483 1.54%
Rafael Pardo 627 877 638 302 -10 425 -1.63%
Germán Vargas Lleras 1 458 264 1 473 627 -15 363 -1.04%
Gustavo Petro 1 313 360 1 331 267 -17 907 -1.35%
Jairo Calderón Carrero 33 581 29 151 4 430 15.20%
Noemí Sanín 881 802 893 819 -12 017 -1.34%
Antanas Mockus 3 093 776 3 134 222 -40 446 -1.29%
Juan Manuel Santos 6 676 660 6 802 043 -125 383 -1.84%
TOTAL Candidatos 14 132 646 14 348 616 -215 970 -1.51%
Blanco 222 386 223 977 -1 591 -0.71%
TOTAL Válidos 14 355 032 14 572 593 -217 561 -1.49%
Nulos 169 804 170 874 -1 070 -0.63%
No marcados 76 461 37 553 38 908 103.61%
TOTAL VOTOS 14 601 297 14 781 020 -179 723 -1.22%

Formularios revisados

En total se revisaron 9173 formularios dos o más veces con datos consistentes. De 17036 formularios revisados, 9965 (58.49%) fueron revisados más de una vez y de estos, sólo 792 no tuvieron datos consistentes (4.64% del total y 7.94% de los que tienen más de una revisión). Para el análisis y la comparación de resultados sólo se tienen en cuenta las revisiones de estos formularios, que equivalen al 12.66 % del total de mesas existentes.

Esta muestra de formularios revisados más de una vez está distrubuída de manera similar a las mesas instaladas en el país. Hay formularios de todos los 33 departamentos y de los consulados. De los 1173 municipios en donde se instalan mesas de votación, se hicieron revisiones en formularios de 929 mesas (79.19%). Sin embargo, hay grandes diferencias la distribución de las mesas de los departamentos más poblados. Por ejemplo, en Antioquia está el 12.39 % de las mesas de votación, pero el 29.15 % de formularios revisados corresponde a ese departamento. La siguiente gráfica resume estas diferencias:

/labs/garcete/media/plot-distribucion-mesas.png

Resultados

No hay una diferencia importante entre las revisiones de los formularios y el conteo preliminar. De los 9173 formularios con datos consistentes, 9142 se utilizaron para hacer la comparación pues se tienen los resultados del preconteo de esas mesas. Los datos de los 31 restantes no están publicados en el sitio web de la Registraduría o el programa que los descarga tuvo un error procesándolos.

Hay 1764 formularios cuyos datos no coinciden con los de la Registraduría. Estas diferencias afectan de manera similar a los votos de cada candidato, los votos en blanco y nulos; para estos hay en promedio 280 formularios con diferencias (3% de los 9142 utilizados en la comparación). Sin embargo, el total de votos difiere en un número mucho mayor de formularios: 1420 (15.53%).

En cuanto al conteo de los votos, las diferencias son menores y no tienen ningún efecto en los resultados de la elección. En general, los candidatos tienen votaciones más altas según la revisión de los formularios, pero estas diferencias son menores al 1% de la votación que tuvieron, excepto en el caso de dos candidatos y, en particular, de los votos no marcados y el total de votos. Los resultados de la revisión y el preconteo están comparados en la siguiente tabla:

Candidato Preconteo Revisión Diferencia  
Jaime Araújo Rentería 1 950 2 026 -76 -3.90%
Róbinson Devia González 4 455 4 472 -17 -0.38%
Rafael Pardo 76 791 76 858 -67 -0.09%
Germán Vargas Lleras 207 287 207 502 -215 -0.10%
Gustavo Petro 154 847 155 180 -333 -0.22%
Jairo Calderón Carrero 4 423 3 910 513 11.60%
Noemí Sanín 121 589 121 663 -74 -0.06%
Antanas Mockus 401 102 402 296 -1 194 -0.30%
Juan Manuel Santos 824 288 825 940 -1 652 -0.20%
         
Blanco 30 960 31 412 -452 -1.46%
         
Nulos 22 028 22 188 -160 -0.73%
No marcados 9 500 10 742 -1 242 -13.07%
TOTAL VOTOS 1 859 220 1 798 367 60 853 3.27%

Observaciones señaladas

Por otro lado, las observaciones señaladas muestran muchas irregularidades en los formularios E-14. La mayoría de ellas se refiere a la falta de firmas y huellas de los jurados, pero muchos otras se refieren a problemas mucho más graves, como enmendaduras (1 y 2), cifras que parecen haber sido escritas por diferentes personas (1) y formularios con casillas sin llenar o, peor aún, firmados por los jurados pero completamente en blanco (1, 2 y 3).

El listado completo de formularios con sus observaciones se puede consultar a través de la siguiente tabla:

Observacion Cantidad  
Hay enmendaduras o tachones 456 4.97 %
Faltan las firmas de los jurados o sus cédulas 1785 19.46 %
Hay algo raro 1161 12.66 %
Faltan las huellas de los jurados 1831 19.96 %
Casillas en blanco 45 0.49 %

Participación

Durante el periodo de mayor actividad, desde el 6 hasta el 30 de junio, 13700 personas entraron al sitio web y en total lo visitaron 17000 veces. De estas visitas, 13000 (83%) se hicieron siguiendo un enlace desde otro sitio web, en primer lugar desde Facebook (11400 visitas) y luego desde Twitter (800 visitas); sólo 3000 visitas se hicieron escribiendo directamente la dirección o a través de un enlace en las direcciones favoritas del navegador.

En esas tres semanas los visitantes hicieron prácticamente todas las revisiones. Durante ese periodo se hicieron 27530 de las 27934 hechas hasta el 30 de septiembre de 2010. Al analizar 6600 visitas en las que se hizo una revisión, encontré que en promedio en cada visita se hicieron 5 revisiones; en 2220 visitas (33.6%) sólo se hizo una revisión, en 2559 visitas (38.7%) se hicieron de 2 a 5 revisiones y 6 o más en en las 1821 revisiones restantes (27.7 %). Las 3 visitas durante las cuales se revisaron más formularios se hicieron 202, 269 y 392 revisiones.

Intenté analizar cómo se difundió la aplicación a través de Facebook y Twitter. El enlace fue publicado en varios grupos de Facebook, sin embargo no es fácil encontrar más detalles, pues las opciones de privacidad de muchos usuarios impiden ver a terceros el contenido que publican. Por otro lado, aún cuando Twitter tiene restricciones similares, hay más herramientas disponibles para buscar los mensajes que hacen referencia a la aplicación. A pesar de que su impacto fue mucho menor, recopilé estos datos y analicé las visitas que llegaron a través de estos enlaces.

Según el buscador Topsy, 201 mensajes mencionan la dirección de la aplicación hasta la fecha (25 de octubre de 2010), 98 de ellos fueron retweets (cuando un usuario repite el mensaje que publicó otro) y 12 fueron respuestas a otros mensajes. Estos 201 mensajes fueron escritos por 144 personas diferentes, 111 escribieron sólo un mensaje, 22 escribieron dos y 11 personas tres o más mensajes. Esta es la distribución de los mensajes en junio de 2010:

/labs/garcete/media/plot-tweets.png

Naturalmente, hay una relación entre el número de mensajes publicados con el enlace y la cantidad de visitas que llega al sitio web siguiendo esos enlaces. La media de visitas por mensajes publicados cada día es 4.41, aunque hay variaciones que pueden depender de la cantidad de seguidores que tenga el usuario que lo publica o del contenido del texto. La relación entre los mensajes, las visitas y las revisiones hechas durante esas visitas es menos clara. Hasta el 30 de junio se hicieron 674 revisiones y aunque la mayoría se hizo cuando se publicaron más mensajes en Twitter, también hay otros días en los que las revisiones superan las visitas y estos coinciden con los días de baja actividad. La siguiente gráfica compara las visitas y las revisiones que se hicieron siguiendo enlaces publicados en Twitter.

/labs/garcete/media/plot-trafico-twitter.png

Conclusiones

La revisión muestra que los resultados del escrutinio oficial son consecuentes con los consignados en los formularios. La estrecha diferencia entre los resultados de la revisión, el preconteo y el escrutinio oficial no afecta los resultados de una elección en la que los márgenes de diferencia entre candidatos fueron tan amplios. Después de la revisión se puede concluir que no hubo fraude en la transcripción de las cifras de los formularios.

Esto no indica que no haya habido otro tipo de fraude. Las observaciones señaladas por los usuarios, especialmente las que reportan formularios con casillas en blanco, ponen en duda la legitimidad de un proceso tan importante como el conteo de votos por parte de los jurados de votación. Desafortunadamente, es difícil verificar estas observaciones sin contar con información tomada de manera independiente, ya sea por los testigos electorales o por las organizaciones para la observación electoral.

Es necesario que la Registraduría publique toda la información del proceso electoral en los formatos adecuados para su análisis. El trabajo que han hecho en los últimos años al publicar en su sitio web los resultados, las imágenes de los formularios y las actas es muy valioso, pero no es suficiente. Creo que deberían publicar también toda la información en un formato que sea más fácil de analizar, como un archivo de texto o uno compatible con programas como Excel (por ejemplo en formato CSV, archivo de texto separado por comas). La Registraduría debe ofrecer versiones que se puedan descargar y analizar del escrutinio nacional, las actas de escrutinio por departo, los resultados del preconteo de cada mesa y la información de las mesas y de todos los puestos de votación. Para que el proceso electoral sea transparente, toda su información tiene que estar disponible para que cualquier persona pueda acceder a ella y verificarla.

Trabajar en este proyecto fue una de las cosas más emocionantes que haya hecho en este año. No esperaba que la participación pudiera ser tan alta, sobre todo tratándose de miles de personas que pasaban unos de su tiempo trabajando voluntariamente, sin esperar alguna de retribución económica o un reconocimiento personal. Todavía me sorprende pensar que gracias a la colaboración de muchas personas se hayan revisado 9000 formularios en solo 3 semanas. Una tarea que podría haber tomado cerca de 150 horas (9000 minutos) fue hecha por un grupo de voluntarios interesados en la transparencia del proceso electoral más importante de una democracia.

Sin embargo, también es frustrante saber que no pude aprovechar mejor esta participación. Por un lado, la aplicación tuvo muchos errores por la poca planeación y preparación con la que la desarrollé. Por otro lado, y mucho más importante todavía, me demoré mucho tiempo en enfocarme en analizar los datos y publicar estos resultados. Por todos los comentarios que recibí durante esas semanas, noté que las personas se sentían decepcionadas al ver que, a pesar de que se seguían revisando muchos más formularios, no habían resultados en la página.

También noté que para algunas personas el objetivo proyecto no era claro y esperaban que yo presentara los resultados de la revisión a la Registraduría. En ese momento yo tenía pensado únicamente recopilar los datos, analizarlos y publicar los resultados; por las circunstancias en las que estaba era imposible que yo adelantara alguna petición ante los organismos electorales, aunque sí colaboré con las personas que me solicitaron mi ayuda para hacer esto y les indiqué cómo podían descargar ellos los datos de las revisiones.

Con este proyecto también quería saber cuál sería el alcance de una actividad como esta en Colombia. Me alegra mucho saber que tantas personas hayan contribuido y se hayan entusiasmado con la idea. Igualmente me da gusto saber hubo otros proyectos que intentaron hacer lo mismo, ya sea a través de grupos de Facebook o mediante aplicaciones similares (una de ellas ya no está disponible actualmente ni conozco sus resultados). Esto muestra que hay un gran interés en hacer seguimiento a los procesos públicos y aprovechar Internet para construir herramientas que fomentan y facilitan la participación. Tal vez era ambicioso y muy temprano tratar de hacerlo para las elecciones presidenciales, pero creo que es un muy buen comienzo.


Colofón: Los programas para recopilar los datos y descargar los formularios fueron escritos en Python utilizando las librerías BeautifulSoup y Mechanize. El sitio web fue desarrollado usando Django. El análisis de los datos lo hice con Python, MongoDB, Pig y R. Las gráficas las hice con R y la librería ggplot2. Todo el código fuente pronto estará disponible.

Agradezco a las personas que colaboraron en el desarrollo de la aplicación, a los que leyeron el borrador de este artículo y, especialmente, a los que participaron en la revisión de los formularios.


[1]En un grupo de Facebook se recopilaron muchos de esos casos. En la sección de fotos han publicado los formularios con irregularidades. Aquí hay algunos ejemplos de los problemas citados: 1, 2, 3, 4, 5 y 6.